Terrorismo, todos somos sospechosos.

Por ASEAC.

Desde el ataque en Nueva Zelanda ocurrido en marzo del corriente año, los nervios y el estupor parecen estar por sobre la razón. En Argentina, 3 días seguidos evacuaron el Shopping DOT ubicado en la zona de Martínez, por el llamado de un ocioso, así como también ocurrió con el Shopping unicenter. ¿Histeria?, protocolo quizás, pero lo cierto es que las amenazas de bomba eran cuento pasado desde aquella ola de llamados alertando explosivos en las escuelas el año pasado, que nos rememoraba a su vez, una moda casi olvidada de los años noventa.

El episodio ocurrido ayer desafía toda lógica. No por el hecho en si, si no por poner al descubierto como los medios manipulan la información a su antojo y cuentan lo que ellos interpretan que pasa en el mundo, o más bien lo que ellos quieren que creas que pasa en el mundo.

Una pareja de artistas chilenos son detenidos por olvidar parte de su montaje en un hotel en Córdoba, ella una prestigiosa y premiada arquitecta, él, un famoso artista, fundador del Festival más importante de intervenciones urbanas «Hecho en casa».

El maletín olvidado contenía una fuente de energía para parlantes que formaban parte del montaje preparado en Córdoba para el Congreso denominado «La Mala Lengua». Para la prensa: «Un maletín con detonador sin explosivo». ¿Es que vivimos en las cavernas? Claro que no, hoy tenemos forma de comunicarnos al instante y la información corre casi en tiempo real, pero la verdad no vende, porque queda mas impactante decir: « detuvieron a dos chilenos que planeaban un presunto atentado en Cordoba» (SIC de La Nación) asegurar que tenían conexiones terroristas, y con grupos anarquistas chilenos, y radicales mapuche, de modo que buscan criminalizar, no solo sectorizando por su nacionalidad, sino además generando un vinculo delictivo a una cultura originaria.

Captura: La Nación y su redacción respecto del caso

Se escuchó toda la mañana en los diferentes medios – TN, América y canal 13 entre otros- «expertos» periodistas explicitando«los terroristas no tienen todo junto, el detonador por ahí, el explosivo por allá, así si caen no caen con todo;, desde policiales hasta periodistas dedicados al espectáculo y la farándula. ¿Podemos hablar del declive de la profesión, una caída libre que responde a los intereses del gobierno para justificar las libertades de la policía y su uso de poder y la fuerza?.

Hotel donde fueron detenidos los Chilenos.

El episodio claramente deja en evidencia la incompetencia de las fuerzas de seguridad, las cuales afirmaban que estas personas tenían antecedentes terroristas, viéndose obligados a retractarse tras no encontrar evidencias, una irresponsabilidad y falta a la ética por donde se mire.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: