Perdónalos FMI por que no saben lo que hacen

Por ASEAC

Hace casi 4 años el «Mejor equipo de los últimos 50 años» del cual ya sólo queda el vergonzoso slogan, emprendían la función de llevar adelante lo que ellos calificaban como un país con una «pesada herencia». Con declaraciones del presidente Mauricio Macri tales como «La inflación en mi gobierno no va a a ser un problema», «No poder bajar el dólar demuestra la incapacidad para gobernar» entonces, mucha gente alucinada con estas promesas como bastión de campaña, y así estuvieron, re calculando con cada dígito que se les escapaba de las manos, renuncias y re estructuraciones fueron dando paso a descalabros financieros y toma de deuda externa, hasta que la situación comercial del país se hizo irremediable.

Nicolás Dujovne ministro de economía Argentina. Foto: Luciano González Index Media

En ese oscuro momento emerge esa temida figura con la que cualquier hombre cuerdo no quisiera encontrarse, de la cual hasta si representante tiene una imagen inquietante, el FMI, el verdugo de las economías, el de la guita. Ningún país intervenido por el Fondo tuvo un próspero porvenir, las medidas de austeridad que conllevan los acuerdos con este ente, sólo generan descontentos social y ruina, los recortes asociados al bienestar son la primera medida de ajuste. Pero allá fueron a «Negociar» por que son un grupo de empresarios gobernando un país, pensando que harían un buen negocio, y salió bien para algunos, si, para ellos.

Nicolás Dujovne ministro de economía Argentina. Foto: Luciano González Index Media

Hoy el FMI entre tibios halagos a la gestion pone el pie firme diciendo que deben cumplir las políticas que prometieron cuando pidieron el dinero, sin embargo el mejor equipo de los últimos 50 años hace agua y vaga sin rumbo en un mar de dudas y especulación, una inflación desbocada, un dolar que es tema nacional, y cada día mas despedidos, empresas en quiebra, y descontento social, parece ser que semana santa es el momento para ponerse de rodillas e implorar un milagro, por mientras solo recordemos las palabras de aquel revolucionario llamado Jesús y pidamos a la madre Christine que los perdone por que no saben lo que hacen.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: