Guaidó: La promesa incumplida.

Por ASEAC

Hace unos días el gobierno de Venezuela anunciaba el fin de los fueros a Juan Guaidó por desacato, al haber recorrido Sudamérica promocionando su campaña como «Presidente Encargado» de Venezuela, cargo que reconocieron los principales seguidores de las políticas de Estados Unidos, y que fue amplia-mente divulgado por los medios de comunicación.

Juan Guaidó Foto: Luciano Gonzalez indexmedia

En ese auto nombramiento Guaidó se presentaba como la solución para «liberar» Venezuela del «dictador», y contando con el respaldo de USA parecía un plan infalible. Así Guaidó con su «Obama appeal» se paraba frente a estrados y plazas para vociferar que la solución para el pueblo Venezolano estaba de la mano de él, para esto citaba repetidamente la constitución y el vacío legal que le proveía la posibilidad de hacerlo. sin embargo es hoy esa misma constitución nacional bolivariana la que le aturde los planes, ya que pasaron mas de 30 días y aun no llamó a elecciones, como debe hacerse según el párrafo que cita para auto proclamarse presidente, y no pasar a ser un golpista, (situación en la que se encuentra hoy).

Juan Guaidó y su «Obama appeal» – Foto: Luciano Gonzalez enindex.com

Sin embargo toda esa euforia de un primer momento se comenzó a disolver con el paso de las semanas, y el tiro de gracia vino de la mano de un aparatoso descalabro post «Festival Venezuela Live Aid» Donde cientos de personas que quieron pasar a la fuerza a Venezuela con «ayuda Humanitaria» terminaron quemando un camión de la misma en la frontera del lado colombiano, todo transmitido en vivo a todo el mundo. Con ese camión se quemaba también la credibilidad de USA, Juan Guaidó emprende una serie de visitas relámpago a distintos países, buscando reforzar sus lazos con los serviles de USA, sin embargo la suerte parece ya estar echada, amenazó con volver a Venezuela convocando una «gran Marcha opositora» a la que se sumaron unos cientos de personas a su vez miles participaban de una marcha oficialista. Los sueños de Guaidó no decayeron a pesar de que Rusia y China prestaron fuertisimo respaldo al gobierno de Maduro, recurrió al Pacto de Lima» donde tiene el apoyo seguro, sin embargo no pudo conseguir una «Intervención Militar» a Venezuela, que lo pusiera por fin en el palacio de Miraflores.

Hoy Guaidó deambula por las calles de Venezuela buscando resabios de aquel apoyo «popular» del que se jactaba en las cancillerías que visitó, sin embargo mantiene un ojo en la espalda por que se aproxima su detención inminente, no por haber querido perseguir el sueño de ser el presidente golpista de Venezuela, sino por incumplir una orden de la justicia, esa justicia que tanto dice proveer.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: