Dilma Rousseff: “Están creando en la sociedad un movimiento persecutorio”

Por ASEAC

Con información de gaceta de prensa de UMET. / Fotografías Luciano González (index media)

La ex-presidenta brasilera fue invitada por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), para asistir al acto del Comité Argentino por la Libertad de Lula y Justicia por Marielle en Buenos Aires.

Rousseff compratió escenario con Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel;  los diputados y diputadas nacionales, Victoria Donda, Gabriela Cerruti, José de Mendiguren; rectores de universidades, dirigentes sociales y sindicales y personalidades del arte y la cultura.

«El golpe no fue contra Lula, Dilma o el Partido de los Trabajadores, fue contra un pueblo que se animó a construir la justicia social en el continente más desigual del mundo», declaró Nicolás Trotta, rector de la UMET y promotor de la visita de la ex presidenta de Brasil.

Dilma comenzó denunciando la persecución contra las minorías: Marielle investigaba, por eso la asesinaron. También  representa la mujer brasileña que sufre violencia y que tuvo en nuestro gobierno leyes que la protegían. Marielle era negra, representa también todo lo que hace hoy a la segregación migrante. También  representa el rechazo a permitir vivir la sexualidad”.

“Estoy feliz que acá tenemos un momento de solidaridad argentino-brasilera. Argentina hace una manifestación de solidaridad con dos brasileros, un hombre y una mujer, ambos luchadores por la mejoría del mundo, Latinoamérica y de Brasil”, agradeció.

“Están creando en la sociedad un movimiento persecutorio y paranoico. Brasil es el segundo país negro, luego del continente africano. La esclavitud marcó la formación del pueblo brasilero”, expresó Rousseff, y agregó: “Había una integración de diferentes movimientos, este fue un proceso que se tornó incompatible para algunos en Brasil, que participen indios, negros, mujeres, movimientos LGTB, movimientos trabajadores”.

¿Por qué está Lula preso? No solo distribuimos el ingreso, no solo hicimos el programa de ayuda económica para familias como se hizo en Argentina,  hicimos una mayor incorporación a la universidad, doblamos la cantidad de gente que pudo ir a la universidad, no fue un ascenso normal, fueron los pobres y los negros, los más beneficiados”, exclamó la ex presidenta de Brasil.

Rousseff destacó además que durante su gobierno fueron enviados seis mil ciudadanos a estudiar al exterior, no fueron privatizadas empresas estatales y se aumentaron las reservas internacionales, aspectos que no perdona la oligarquía. «Si Lula fuera candidato, Lula gana», sentenció.

Adolfo Pérez Esquivel foto: Luciano González

Adolfo Pérez Esquivel destacó que: “Es una responsabilidad de todos y todas, tener a Lula en libertad. Lo he propuesto a Lula como candidato al Premio Nobel de la Paz y espero que todos sumen fuerzas para lograrlo, no porque es un premio más, sino porque lo merece” y agregó: “Estuvimos en la favela de donde era Marielle, y en la universidad también, para reclamar justicia por ella”.

Por su parte, el ex canciller, Jorge Taiana, expresó: «Los oligarcas están destruyendo la integración regional pero nosotros vamos a reconstruirla y empezaremos en octubre desde Argentina cuando ganemos las elecciones. Volveremos a tener una Latinoamérica unida y solidaria».

A su turno, la diputada nacional Victoria Donda manifestó el honor y la obligación que representa formar parte del Comité ya que «pedir libertad para Lula y justicia para Marielle es una responsabilidad de todes» y constituye «una bandera de lucha y esperanza». «Los pueblos de Brasil y Argentina necesitamos a Lula libre», consideró la diputada Gabriela Cerruti.

Victoria Donda y Dilma Rousseff foto: Luciano González

El rector de la Universidad Nacional de Quilmes, Alejandro Villar, se refirió a la importancia del desarrollo de la educación pública para dejar de ser considerados un país agroexportador y generar valor agregado.  «Las universidades y la educación superior son herramientas no sólo de crecimiento personal sino de inclusión social». En el mismo sentido, Gabriela Diker, rectora de la Universidad Nacional de General Sarmiento, enfatizó: «No hay libertad sin educación pública».

José de Mendiguren analizó: “Estamos otra vez tristemente a disposición de los países centrales para solamente entregarles materias primas. Por eso recupero a la ex presidenta Dilma, que hace cuatro años junto con Cristina, hizo una cumbre para la integración entre los dos países con empresarios y pymes”.

El dirigente sindical Roberto Baradel dio el presente como “trabajador argentino, a otro trabajador de la patria grande, que es Lula”, y el Chino Navarro enfatizó que “la compañera Dilma no solamente ha sido una presidenta sino que también es una militante porque sigue luchando”.

Centrales de trabajadores, universidades, movimientos sociales y organizaciones defensoras de los derechos humanos, reclamaron  por la libertad del ex mandatario Lula Da Silva, tras un año de su encarcelamiento y, justicia por Marielle Franco, la concejala de Río de Janeiro asesinada en marzo de 2018.

El Comité Argentino por la Libertad de Lula y Justicia por Marielle también señaló en un documento: “Como latinoamericanas y latinoamericanos, nos une la defensa de una verdadera democracia en nuestro continente. Para ello es un imperativo afirmar “Lula Libre” y “Justicia por Marielle”.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: