Cambiemos inaugura los Basureros antipobres

Por ASEAC

A fin de terminar con el flagelo del “robo de basura” en la ciudad de Buenos Aires por parte de los indigentes, Larreta inauguró hoy los primeros basureros “inteligentes” que sólo abren con una tarjeta magnética que estará en manos de los frentistas.

Con la intención de evitar el ingreso indebido de personas a los contenedores de basura y la consecuente manipulación de bolsas y desperdicios, la Ciudad de Buenos Aires inauguró hoy los primeros contenedores inteligentes, que fueron estratégicamente ubicados en el marco de las remodelaciones de la Avenida Corrientes.

Esto es para evitar que se metan, que saquen basura..” explicó el funcionario de Larreta que realizó la demostración del mecanismo a la prensa.

Estos contenedores poseen un sistema de traba interna que hace imposible la apertura manual desde el exterior. Cuando un vecino desea arrojar la basura, primero debe presionar un botón que activa el sensor del contenedor que lee la tarjeta magnética, destraba el mecanismo, y abre la tapa para que se pueda introducir la bolsa de basura.

De la mano del Jefe de Gobierno que aseguró que “La única forma de que no haya cartoneros es que no haya cartón“, la ciudad ya había inaugurado en el pasado mes de noviembre, 27 contenedores anti-pobres en los que ya no había acceso a las bolsas de basura. Fijos, de boca reducida, más resistentes y de fácil mantenimiento, los contenedores semisoterrados desembarcaron en Once.

Pero tras el speech marketinero del reaprovechamiento del espacio público y el embellecimiento de las calles porteñas, se escondía el verdadero objetivo de la adquisición: evitar que los pobres ingresaran a los contenedores para manipular las bolsas de residuos, una imagen disruptiva que aporta un baño de realidad a una ciudad que está siendo transformada en la ciudad amarilla de Glob-Oz.

La construcción de los semisoterrados formó parte de la Licitación Pública 1249 del mes de noviembre de 2017, adjudicada por $ 59.890.995,55 a la empresa Da Fré Obras Civiles en el marco del “Plan Once”.

El pliego de la Etapa 5 contempló, entre otros ítems, la construcción de las cubas para los contenedores semisoterrados, realizada con hormigón armado H17 y base de gravilla apisonada para el escurrimiento natural. Una vez realizada la estructura, los contenedores fueron insertados en los espacios a medida, quedando ocultos tras una tapa conformada por una cupertina de chapa negra. Poseen un sistema de descarga vertical, y son vaciados por el mismo camión utilizado para los contenedores grises.

Eduardo Macchiavelli, Ministro de Ambiente y Espacio Público y Secretario General del PRO en CABA fue quien dio a conocer los detalles de la adquisición que se encuentra en línea con el mobiliario urbano anti-pobres estrenado en julio de 2018 en el Barrio de Constitución.

Todo forma parte de la nueva tendencia dentro del diseño de espacios públicos, denominada “arquitectura hostil”, que busca disuadir la presencia de indigentes en lugares transitados mediante el agregado de planchetas, separadores, pinches o aspersores, y ahora también, impidiendo su acceso a las bolsas de basura.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: