Crisis en Coca Cola, trabajadores cortan Corrientes y Callao

Por ASEAC

Según los representantes de los trabajadores de Coca Cola: El corte tiene como objetivo denunciar despidos persecutorios entre la empresa, el sindicato y el gobierno.
Denuncian que el día 27 de febrero comenzaron los despidos en la planta Alcorta de Pompeya. La multinacional arrancó su plan de ajuste y flexibilización laboral con despidos discriminatorios y persecutorios de casi una veintena trabajadores, algunos de ellos, reinstalados por la justicia luego de haber sido despedidos en 2015 de forma discriminatoria.El corte provocó caos e incidentes entre trabajadores y la policía, quien arrojó gases y golpes como viene haciendo en las ultimas manifestaciones populares, y gran caos vial en una de las esquinas más cargadas del centro, las represión incluyó gases y palos, los manifestantes fueron contenidos hacia Lavalle y Callao, ahí negociaron liberar 2 carriles de la avenida Callao para marchar a la Secretaría del trabajo.

A continuación el resto del comunicado.
Trabajadores de Coca Cola Femsa y de una agrupación opositora denuncian que el acuerdo para despedir firmado por la empresa y el sindicato es perverso. Quedó claro ante toda la población, ante las familias de Coca Cola y los consumidores, que esta multinacional NO tiene crisis y por esto no le aprobaron la presentación del Procedimiento Preventivo de Crisis. Pero lamentablemente, con el aval del Ministerio de Trabajo, la patronal y el gobierno hicieron un acuerdo para despedir, dándole vía libre a esta empresa multimillonaria para que deje más familias en la calle, mientras sigue aumentando los precios en forma indiscriminada.

Entre los despidos, se encuentran 4 trabajadores que fueron reinstalados por la justicia argentina al demostrase que habían sido despedidos en forma discriminatoria y persecutoria en 2015. Para esta empresa, la justicia argentina es un títere. Asimismo, la mayoría de los despedidos son integrantes de la agrupación opositora al sindicato y esto no es casual a un mes de que se realice la elección a cuerpo de delegados en la planta de Pompeya. Por esta razón denunciamos que con el apoyo del gobierno y el sindicato, Coca Cola lleva adelante despidos claramente discriminatorios y persecutorios sobre aquellos trabajadores que no arreglaron retiros con la empresa y sobre quienes se plantan frente a los despidos y las políticas flexibizadoras, a diferencia del sindicato que entregó la lista negra. Nos tratan como convidados de piedra, cerrando un acuerdo a nuestras espaldas para avanzar con la reforma laboral en un contexto de pobreza, despidos, cierres masivos, aumento de la carestía de vida con tarifazos y precios de la canasta básica. Por esto, venimos a
traer nuestra voz.

Integrantes de la Comisión de Mujeres también denuncian que: “Mientras la empresa hace carteles en la calle donde dice que “lo primero es la familia”, a los trabajadores los despide. Muchos de los despedidos son empleados desde hace años que están expuestos a enfermedades laborales y psicológicas producto de las jornadas de 12 horas de trabajo, los turnos rotativos, etc. También es un ataque y maltrato para las mujeres de los empleados de Coca Cola que hacen esfuerzos para que sus compañeros puedan sostener un trabajo con esa carga laboral, teniendo que hacerse cargo en
muchos casos de las tareas domésticas o viéndose obligadas a sostener trabajos precarios y mal pagos para poder cuidar a sus familias. Y así nos trata esta empresa que se enriquece a costa de nuestras vidas. Pero nuestras vidas valen más que sus ganancias”.

Repudiamos el acuerdo perverso entre las partes que decidieron que haya
despidos a espaldas de los verdaderos trabajadores y no vamos a bajar los
brazos. Redoblamos la pelea contra estos ataques de la patronal Coca Cola
Femsa y el sindicato avalados por el gobierno, y junto a la Comisión de
Mujeres, nuestras familias y otros sectores en lucha este jueves.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: